Preguntas frecuentes de las semillas de lino.



Aunque hemos comentado prácticamente todo sobre la linaza, hemos decidido creído conveniente crear una pequeña sección de preguntas frecuente sobre las semillas de lino para que puedas consultarla con rapidez.



- ¿Cómo se debe conservar la linaza?

El lugar perfecto para guardar la linaza es un lugar fresco y seco. En estas condiciones las semillas de lino durarás meses, mientras que la linaza molida rondará un periodo de conserva de 9 meses


- ¿Se pueden consumir las semillas de lino con cascara?


No hay ningún problema por consumir las semillas con cascara. El principal motivo para no hacerlo es que el aparato digestivo no podrá digerir bien la cascara y no podrán absorberse todos los nutrientes. En consecuencia, beneficiarte de todas las propiedades.


- ¿Se pone mala rápidamente la linaza molida?

Hay muchas personas que divulgan la opinión de que la linaza molida se pone rancia con mucha rapidez y que es mejor molerla 15 minutos antes del consumo. Esta afirmación tiene parte de verdad y parte falta.



Verdadero: Lógicamente un producto recién molido tiene mejores propiedades

Falto: La linaza molida no enrancia en minutos, ni horas. Pueden pasar meses para que pierda sus propiedades.


- Linaza dorada y linaza marrón ¿Cuál es su diferencia?

A efectos nutricionales no existe ninguna diferencia. Si bien es cierto que las semillas de lino doradas tienen una mejor presentación, aspecto y sabor.


- ¿Son las semillas de lino un medicamento?

La linaza no es un medicamento, es un alimento con unas increíbles propiedades y en consecuencia se utiliza como remedio natural.


- Si tiene tan buenas propiedades ¿Por qué no es alimento común en los hogares?
Las verdaderas propiedades de las semillas de lino se conocen de forma reciente, por lo que aún no se ha extendido como debería. No obstante, no tardaran mucho en convertirse en un alimento de consumo diario.


- ¿Qué cantidad de semillas de lino deben consumirse al día?
Como norma general, una persona adulta puede comer de una a dos cucharadas de semillas de lino al día. Sin embargo, sino comiste nunca, es conveniente que empieces por cantidades inferiores para notar la reacción de tu cuerpo.

Existen pocos casos, pero alguno de alergias a la linaza. Es mejor prevenir que curar.